Reforma Casa GW                                   

 

La idea de esta reforma es reubicar el salón y convertirlo en el corazón de la casa junto con la cocina y comedor, generando un único espacio común que se abre totalmente al jardín. Dos muros curvos acogen y acomodan las funcionalidades dentro de este gran espacio. El vestíbulo -lugar de llegada y circulación- se ha pensado como un espacio muy fluido en el que un juego de cuatro muros curvos dirigen suave y dinámicamente hacia los dormitorios en los extremos laterales y hacia el salón en el centro. El dormitorio de matrimonio también se ha concebido como un único espacio en este caso protagonizado por una ducha de vidrio exenta.