Casa P&MC                                                      

 

La forma de este proyecto surge desde la sección, porque nace desde la idea de que, aun tratándose de una casa que se desarrolla en dos plantas, se entienda y se perciba espacialmente como un todo. Con este propósito, una gran cubierta con diversas inclinaciones se encarga de conectar y dar continuidad a ambos niveles construyendo un continuum espacial. Además, la planta superior se avanza sobre la inferior generando un gran porche que es el espacio fundamental para la vida al exterior en las casas del campo de Elche. La habitación de matrimonio se configura como una verdadera "casita" dentro de la casa, integrando igualmente en su sección un único espacio de dormitorio, vestidor y baño. La casa se abre y se proyecta plenamente hacia el sur y define un volumen pétreo totalmente cerrado al norte. En las fachadas de los testeros este y oeste aparecen huecos estratégicos para diferentes entradas de luces y enmarcados visuales. En lo material, frente a la piedra caliza Amarillo Fósil del exterior, el protagonista interior son las losas de hormigón entablilladas en pino.

Elche · 2018